videncia-oferta-por-visa
vidente-natural-de-nacimiento
tarot , videncia
 
tarot
feng shui
el chi
simbologia china
los cinco elementos
las piedras y los cristales
los chackras
animales celestiales
el bagua
colores feng shui
limpiezas y purificacion
el ki y el kua
aromas lunares
horoscopo
horoscopo chino
arcano segun tu signo
diccionario
hechizosamorosos
hechizos trabajo
hechizos  dinero
 
tarot , videncia
diccionario
astrologo y vidente raul de guevara
 
 

Diccionario de los Sueños

A  B  C Ch D  E  F  G  H  I JL Ll M  N Ñ O P Q S U V W  X  Y Z
 

Rellano: Estabilidad o estancamiento en espera de un próximo cambio. 

Remar: Si los remos están en buen estado anuncia que sus asuntos se resolverán positivamente después de numerosos sacrificios. Si están deteriorados tendremos retrasos en nuestros proyectos. Si están rotos, mala suerte. 

Remendar: Indica que su situación seguirá siendo poco envidiable y deberá tomar una orientación más favorable a sus expectativas. 

Remolacha: Si la vemos plantada en la tierra indica satisfacciones diversas y dinero seguro. Recién recogida, éxito en sus actividades. En el plato, éxito sentimental, alegría afectiva. 

Remolcar: Ayuda y socorro en negociaciones largas y difíciles. 

Remolino: Todo movimiento giratorio es una representación del tiempo y su evolución y, en el caso del remolino se acelera tanto que la evolución es imposible de controlar y se halla dirigida por fuerzas superiores a las nuestras. El remolino nos advierte que hemos establecido una relación amorosa que se está acelerando y amenaza con arrastrarnos al desastre. La tromba es igual pero motivada por una búsqueda incontrolada del conocimiento que igualmente puede conducirnos a la perdición por su fuerza psíquica. 

Remordimiento: Inquietud por una situación cuyas circunstancias no hemos apreciado suficientemente.

Rendición: Nos revela que para conseguir alguna ventaja material estamos renunciando a los principios e ideales a los que nunca deberíamos renunciar poniéndonos a merced de quien nos concede estos bienes. 

Renos: Buenos augurios para el porvenir. 

Renuncia: Presagia una separación o ruptura que no será dolorosa y que se convertirá en una liberación. 

Reposar: Salvo que el sueño indique que el reposo sea por causa de una enfermedad señala un período feliz y distendido, libre de preocupaciones y contrariedades. 

Represalias: Sufriremos acciones negativas en detrimento de su reputación y sus negocios. 

Reproches: Sus dificultades se resolverán con desventaja de sus socios que no dejarán de recordárselo. 

Reptiles: Simbolizan lo más primitivo, lo más voraz y lo más rastrero que pueda existir en nosotros, es decir, los bajos instintos. La sangre fría de un reptil simboliza la falta de sentimientos cálidos y elevados. Si somos devorados por un reptil revela que la vida instintiva se está apoderando de nuestra voluntad convirtiéndonos en víctimas de los bajos instintos. Si luchamos  y vencemos al reptil revelará la lucha que estamos sosteniendo para dominar nuestros bajos instintos. (Caso aparte son las "serpientes" y las "tortugas".) 

Resbalar: Este sueño denota inseguridad, miedo y angustia. Nos advierte de que hemos entrado en un terreno resbaladizo que nos puede llevar a la ruina. (Ver también "caer") 

Rescatar: Siempre indica que deberemos realizar un esfuerzo superior a lo normal para lograr salir de una situación que nos disminuye moral, física o económicamente. 

Resfriado: Soñar que estamos enfermos indica preocupación por nuestra salud y revela la existencia de problemas emotivos. Si el enfermo es nuestro padre existe la posibilidad de que enfermemos de la cabeza. Si es la madre, del vientre. Un hijo/a, del corazón. Un hermano/a, de los brazos o las piernas. 

Resina: Significa incorruptibilidad. 

Respiración: Respirar con facilidad indica que disponemos de unas condiciones particularmente positivas para la evolución de nuestros asuntos. Si lo hacemos con dificultad, pasamos por penosos momentos de incertidumbre y angustia. 

Restaurante: Revela insatisfacción debida a causas psíquicas, emocionales o profesionales. Si soñamos que comemos algo que no nos gusta presagia que deberemos enfrentarnos a algo desagradable. También el significado es el mismo si tenemos dificultades al masticar o tragar. Comer acompañados revela amistad y afinidad con los demás. Comer solos, tristeza y depresión. Si comemos alimentos naturales y sencillos significa que estamos aprovechando bien las experiencias de la vida. Si comemos dulces significa que tenemos vivencias sentimentales agradables y positivas. Si el sueño nos informa del precio o robamos los dulces revela un exceso de sentimentalismo.

Retraso: Llegar con retraso a la estación y perder el tren significa que por nuestra culpa en la vida real estamos perdiendo oportunidades de mejorar. Si el tren llega con retraso y nos vamos sin esperar a que llegue dejamos perder una ocasión por culpa de nuestra precipitación e impaciencia. (Para más detalles ver "tren") 

Retrato: Contemplar con nostalgia viejos retratos revela que nos estamos anclando en el pasado. Si estamos retratando a una persona indica que tiene para nosotros un interés particular. Si contemplamos un retrato nuestro revela como somos o como desearíamos ser. 

Retrete: El retrete y el cuarto de baño no tienen nada de indecorosos, ni de inmorales, ni de sucios, sino todo lo contrario, es allí donde limpiamos nuestro cuerpo por dentro y por fuera. Este sueño indica que nos estamos liberando de algo que nos era íntimamente perjudicial, ya sea un sentimiento de culpabilidad, una inhibición, una represión, un trauma, o lo que sea, logrando con ello una mayor normalización de nuestra vida psíquica. 

Retroceder: Indica desacuerdos con personas influyentes que tienen derecho a opinar sobre la gestión de sus negocios. 

Retrovisor: Este sueño lo mismo puede reflejar como somos, que como desearíamos ser, o darnos una imagen distorsionada de la realidad. Si la sola visión del espejo nos produce desasosiego revela nuestro miedo a vernos como tememos ser. Si la imagen reflejada es mejor que la realidad revele en nosotros autocomplacencia y narcisismo. Si la imagen es desagradable se trata del mismo sueño que revela nuestro miedo. Si el espejo aparece roto o se rompe hay que esperar alguna desgracia. Igualmente ocurre si en lugar de reflejarnos refleja a otra persona. Si vemos el espejo sin temor ni sensación desagradable: Si está empañado o sucio presagia desgracias de escasa importancia. Si está limpio y brillante significa que lo malo que temíamos en la vida real no llegará a producirse. 

Reunión: Presagia dificultades imprevistas que provocarán que sus proyectos no se hagan realidad.

Revolver: Indica que se ha iniciado un complot contra el soñador. 

Revuelta, revolución: Peleas a su alrededor. 

Rey: Simboliza a los padres o a aquellas personas poderosas de las que dependemos. Si nos soñamos a nosotros mismos como reyes es que hemos alcanzado el punto culminante de nuestra existencia o se trata de una manifestación de nuestra incontrolada ambición. 

Rezar: Cuando rezamos en sueños es que en nuestro interior nos sentimos culpables de algo que de día no queremos reconocer. También puede revelar que nos hallamos en una situación comprometida de la que no sabemos como salirnos y para ello esperamos una intervención milagrosa que nos saque del apuro. 

Ribera: Si las riberas son áridas indica el temor a no conseguir realizar nuestros deseos amorosos. 

Riendas: Simbolizan la relación entre la inteligencia y la voluntad. 
Soñar que se rompen equivale a la separación o incomunicación entre el cuerpo y el alma, es decir, la falta de control. 

Rinoceronte: Sus rivales se mostrarán agresivos y violentos. 

Riñones: El corazón simboliza la sede del poder y de la fuerza. 
Lo que acontezca a nuestros riñones en sueños es una premonición de lo que le ocurrirá a nuestra resistencia física o moral. 

Río: Simboliza nuestra existencia. Si baja manso simboliza riqueza y bienestar. Si se desborda y arrasa furioso todo lo que encuentra en su camino presagia desgracia y hambre. Si sus aguas son cristalinas simboliza la pureza y la felicidad. Turbias y enlodadas presagia sentimientos impuros y es causa de pesares. Cuando el río fluye indica que una corriente de energía y de sentimientos fluye también por nosotros. Si nos limitamos a ver como fluye el río refleja que estamos dejando perder las energías y los sentimientos sin aprovecharlos. 

Riqueza: Suele tratarse de una huida de nuestra mediocridad o pobreza en la vida real. A veces puede significar que no nos resignamos y el sueño nos impulsa a luchar por conseguir esta riqueza. 

Risa: Si vemos que se ríen personas desconocidas indica que seremos objeto de burlas. Si los que nos reímos somos nosotros indica que no somos conscientes de que existen problemas de los que somos causantes. 

Rival: Indica que en nuestro interior estamos creando sentimientos inamistosos con otra persona. 

Robar: Cuando nos roban lo que nos sustrae o nos amenaza es el orden y la paz interna. Cuando el ladrón somos nosotros se trata de un consuelo que nos damos por algo que en la realidad no podemos conseguir. 

Roble: Simboliza el poder y la fortaleza. Si lo vemos de un tamaño grande y con mucho follaje indica que los beneficios y la calidad de la protección serán grandes y abundantes. Si lo soñamos enclenque, sin follaje o muerto indica la pérdida de un protector o la debilidad de nuestro carácter. 

Roca: Simboliza la resistencia, la tenacidad y la perseverancia. Si se trata de una roca volcánica equivale a la petrificación o endurecimiento de los sentidos. Si cae del cielo como los meteoritos se convierte en sagrada. Si se convierte en piedrecillas o en arena simboliza el desmembramiento, la disgregación, la enfermedad, la derrota y la muerte. Soñar con una extensión pétrea nos advierte acerca de nuestra dureza y esterilidad interior. Si el agua o la lluvia hacen su aparición se verá dulcificada y disuelta. Si el terreno está cubierto de rocas expresa nuestra resistencia al cambio y, si decidimos caminar por encima de ellas indica que la vida nos resultará difícil y penosa. Soñar con una roca hendida presagia enfermedad o división familiar, y si ya se está rompiendo presagia la muerte de algo, de la familia, de los negocios o de la propia personalidad. 

Rocío: Simbólicamente tiene un carácter sagrado. Se considera como una bendición celeste. Es uno de los mejores presagios de suerte y fecundidad. 

Rodillas: Soñar que nos arrodillamos ante alguien indica nuestra sumisión e inferioridad social ante dicha persona. Si nuestras rodillas son débiles, despellejadas o rotas presagia una pobre situación social en que nos hallamos o a la que llegaremos. 

Roedores: Los roedores son los transmisores de desasosiegos y representan todo aquello que nos roe por dentro y nos intranquiliza. 

Rojo: Es el color de la sangre, del fuego, de la pasión, de la guerra, de los sentimientos y de la sexualidad. Cuando en nuestros sueños domina el rojo es que el alma está dispuesta a la acción. 

Rompecabezas: La complejidad de una situación requerirá método y paciencia para alcanzar los resultados deseados. 

Romper, rotura: Si rompemos algún objeto que significa servidumbre o dependencia equivale a la liberación de dichas sujeciones. Soñar que se rompe un vaso lleno de agua y ésta se desparrama por el suelo indica la pérdida definitiva de un afecto. Romper una espada significa nuestro triunfo sobre nuestros enemigos (si la espada es de ellos) o nuestra propia pérdida (si es nuestra). Romper un collar significa nuestra liberación de otra persona. 

Ron: Promesa de una mejora notable en sus relaciones. 

Ropa: Soñar con ropa refleja deseos de elegancia, notoriedad y éxito con el sexo contrario. Si una prenda llama vivamente nuestra atención despertando un sentimiento tendremos que analizarlo junto con el color de la prenda. Si soñamos con ropa interior del sexo contrario indudablemente posee connotaciones sexuales. Si las prendas íntimas son del propio sexo: En los hombres revela timidez o temor a las consecuencias del autoerotismo. En las mujeres lo mismo puede ser tomado como una prenda más de vestir, como reflejar timidez, el temor a las relaciones sexuales o el deseo o el temor a la maternidad.

Rosario: Este sueño nos advierte para que vigilemos nuestra libertad e independencia. Si en sueños reconocemos a quien nos da el rosario será dicha persona de la que provendrá el peligro. Si no reconocemos a quien nos lo da el peligro proviene de nosotros mismos, de nuestra vanidad o sensualidad. Si somos nosotros quienes regalamos el rosario indica que deseamos a esta persona como pareja o por sensualidad. A esto podemos añadir el significado del material del que este fabricado el rosario. 

Rosa: Es símbolo de finalidad, de logro absoluto y de una perfección que en sí misma encierra algo de sacrosanto. Su corola simboliza la riqueza del alma. La constitución y distribución de sus pétalos, la suma perfección. La delicadeza y variedad de sus colores, la infinitud de los sentimientos. Las rosas blancas simbolizan pureza e inocencia. Las rojas, el amor apasionado. La azul, el amor imposible e inalcanzable. La rosa de oro, la realización absoluta. En una chica joven soñar que contempla las rosas pero sin atreverse a cogerlas por temor a las espinas revela temor a las relaciones sexuales. 

Rostro: Si nos vemos la boca muy grande simboliza que hablamos demasiado. Una deformación en la boca nos advierte de una posible enfermedad de la misma. El rostro hinchado se refiere al egoísmo. Con la cabeza puesta al revés indica ideas preconcebidas, prejuicios. 

Rubí: Simboliza la intensidad de la vida y del amor. Nos augura un intenso y apasionado amor que nos colmará de felicidad. 

Rueca: Placeres familiares. Bienestar afectivo. 

Rueda: Por su forma circular simboliza lo que es perfecto y procura seguridad y protección. Por su movimiento es el símbolo de todo lo que gira alrededor de un centro. Por sus radios simboliza nuestra dependencia de un Centro Místico inmóvil en el eje de la rueda, mientras que nosotros giramos situados en la llanta. Los radios son el camino que nos conduce a Él, y Él hacia nosotros.  Soñar que estamos en un vehículo del que se desprende o rompe una rueda nos hace temer una infinidad de males. El destino nos hace una mala jugada. Si caemos bajo las ruedas de un vehículo representa la fatalidad del destino. Si la rueda gira suave y silenciosa nos augura el éxito y la buena evolución de las cosas. Si chirría augura obstáculos e impedimentos pero que no lograrán impedirnos la consecución de nuestros objetivos. 

Rufián: Usted será utilizado y explotado sin que pueda darse cuenta. 

Ruinas: Suele tratarse de sentimientos, ideas y circunstancias vividas que ya están muertas pero que nos producen melancolía. Si se trata de un monumento, un templo o una ciudad de la antigüedad que en sueños nos aparece en perfecto estado presagia inmortalidad para nuestras ideas o nuestras obras. 

Ruiseñor: Indica felicidad amorosa, sentimientos tiernos, fidelidad y armonía conyugal. 

Ruleta: Revela el deseo de una vida mejor, la debilidad de carácter y la falta de coraje para conseguirlo. Si apostamos y perdemos refleja el temor a la desgracia y el infortunio. 

Ruptura: Indica que pasará momentos penosos. Conflictos con la familia, los amigos o los compañeros del trabajo. 

Ruta: Las rutas en sueños simbolizan el destino. Las encrucijadas nos indican que deberemos escoger entre varias opciones. Si la ruta es recta y amplia nos presagia éxito y fortuna. Si es estrecha, que nuestro margen de acción es limitado. Si discurre por un terreno llano es que no hallaremos demasiados problemas. Si existen muchas curvas, nuestra empresa será complicada.

A  B  C Ch D  E  F  G  H  I JL Ll M  N Ñ O P Q S U V W  X  Y Z

 
nuevo tarot
 
carta astral
 
vidente mina
 
las 7 tarotistas y videntes
conchi
maria angeles
yolanda
milagros
carolina
marisol
marisa
gracia
   
 

Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

PRECIO DEL MINUTO DEL 806: Máximo desde Fijo : 1,21 y desde Movil 1,57 IVA incluido. Mayores de 18 años
93 122 00 08: En este número puede hacer su consulta mediante Mastercard, Tarjeta y Visa.